Páginas vistas en total


Casa Club Real Federación Española de Golf

sábado, 2 de marzo de 2013

AGRADECIMIENTO A LOS LECTORES DEL BLOG
Y A LOS ANUNCIANTES 


 Dedico esta "entrada" a todas las personas, que tienen la generosidad de leer el blog "El Golf es Humano" y han "pagado" módulos de publicidad . Llegar a la cifra de 5.000 lectores, no se nos hubiese ocurrido al novat@ ni a mí, en ni en nuestros sueños más locos. Empezamos un blog sobre golf, porque los dos amamos este deporte apasionadamente; pero, teníamos muy claro, que para escribir sobre él, debíamos apretar el trasero en la silla, y andar a salto de mata. También, ejercer, un aquí te pillo; aquí, te mato.

 La grandeza del golf radica, en lo que da muchos disgustos a quiénes lo practican; en él inciden muchas variables - muchas de ellas impensables - y casi nunca, los resultados, son los que se esperan.

 El novat@ y yo sabemos, que todavía nos queda mucho por aprender; y que, meteremos gazapos sin querer - por los que pedimos disculpas por adelantado; y prometemos no repetir (si los duendes no deciden lo contrario).

 Y como consideramos el novat@ y yo, que solos nunca hubiéramos sido capaces de escribir ni una letra, queremos dar las gracias; en principio a los 5.000 que nos han leído (de casi tres continentes); comprometiéndonos, en ir mejorando para poder arrancarles alguna sonrisa, con nuestras letras y potenciando su amor a este deporte tan maravilloso.

 También, a todas las personas, que nos han ayudado, en facilitándonos "noticias" y fotos, de manera desinteresada; nuestra economía, todavía no da, para poder pagar por ellas. Sin embargo, mi colega y yo, estamos dispuestos a luchar, para que este blog crezca (como si fuese un bebé) y, algún día pueda ser un adulto de provecho.

 ¡Muchas gracias!. Sin vosotros, el novat@ y yo, somos nadie.

 ¡Que Dios os bendiga y os dé muchos torneos ganados!

1 comentario:

  1. Gracias Lola,

    Disfruto mucho siguiendo tu blog.
    Gracias a ti por tus historias y artículos de golf. Me encantan!

    Un saludo,

    Raymond

    ResponderEliminar