Páginas vistas en total


Casa Club Real Federación Española de Golf

sábado, 31 de mayo de 2014

PHIL MICKELSON
"INVESTIGADO" POR FBI

 Un disgusto en tarde de fin de semana, se lo dan a cualquiera. Da igual que seas persona de traje "gris", que político o deportista de élite.

 "Es lo bueno, que tienen los gringos"(el novat@, dixit); "si te pillan en un renuncio financiero": ponen en marcha la maquina de hacer picadillo, y  no se libra ni el más "pintaó". Da igual. Desgraciadamente, a Phil Mickelson - andaba por el "Memorial Tournament" en Muirfield Village Golf Club, Dublin, (USA)- y, aquí te pillo, aqui te pregunto, por algo que no tiene nada que ver, con el golf.

 A los periodistas les interesaba la opinión del golfista, sobre las informaciones que, sobre su supuesta amistad con unos ciudadanos - algo particulares - llamados: Carl Icahn y Billy Walters y  de por medio, las acciones de una empresa llamada "The Clorox Company" que, en determinadas fechas del año 2011, su valor subió como la espuma, cuando se hizo publico, que el tal Icahn había puesto su manos en ella.

 Sin dudar por el momento de la honradez del Mickelson ni del señor Walters, que se dedica al legal negocio de las apuestas - con alguna operación extraña de por medio -, que nadie puede calificar de ilegal; porque no hay pruebas, lo cierto es que, en medios financieros, el señor no está muy bien considerado.

 Literatura sobre supuestas operaciones financieras extrañas del Icahn hay kilos: Desde las del bloguero, que ha recopilado casi todo lo que, la prensa económica más prestigiosa, ha publicado sobre él; hasta cualquier suplemento dominical, que lo pone a la altura del protagonista de la película el Padrino. El señor Icahn está muy orgulloso de su fama: se describe asímismo como un "efecto" "efervescente y efímero". Su mejor trabajo desde que compró y desgüazó TWA es, liquidar empresas con o sin problemas: vendiéndolas a trozos, guillotinando ejecutivos, y dejando una estela de azufre, allá por dónde pasa. No hay empresa dónde no haya puesto el ojo; pocas, se les ha resistido. Se dice que en "The Clorox and Company" dió información privilegiada al golfista y a  sr. Walters, para que comprarán acciones - que él sabía - cuyo precio subiría.

 El señor Walters vecino de las Vegas con importantes intereses en el mundo de las apuestas, y en inversiones en campos de golf, tampoco tiene fama de hacerle ascos, a la posibilidad de hacer dinero rápido, y a ser posible sin demasiados riesgos: por su biografía corre la cifra de 550.000 dólares de una apuesta (según el novat@) de 1 a 21 hace pocos de años, sobre el final de la Super bowl.

 Es verdad, que al bueno de  Mickelson, le acompaña una cierta fama de gustarle las apuestas; incluso, dentro de los campos de golf - aprovechando entrenamientos - con personas del sector. Hasta ahora, no hay nada definitivo, contra él. Su representante, ha dicho que, "está colaborando con la Justicia" y que" no ha hecho nada malo".

 Nadie afirma que no sea inocente; lo pero es que, si medios tan importantes como la revista "Forbes", "CBS" TV, "Wall Street Journal", "The New York Times" y el "New York Post", y la Oficina Federal de Investigación (FBI) y la Comisión del Mercado de Valores estadounidense (SEC, en inglés) creen que Mickelson y Walters podrían haber llevado a cabo operaciones bursátiles gracias a información confidencial obtenida a través de Icahn. Porque, también ha aparecido a continuación de la investigación sobre de "Clorox", el nombre de otra empresa "Food... ", que parece ser,  podrían haber actuado sobre sus acciones, de la misma manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario